Mi reseña de “El rebaño” de Jano García

Valoración: 🍺🍺🍺🍺

Rotundo, certero y revelador.
Un ensayo que va desmantelando uno a uno los principales engaños a los que pretende someter, y lo consigue demasiado, la dictadura de la corrección política y el giliprogresismo devenido de las ideas deconstructivistas y posmodernas, centrándose además, en la insólita situación de este país, España, que ronda el esperpento en cuanto nos ponemos a la materia, y lo hace con muchísimos y buenos ejemplos del ridículo de la mayoría y la demagogia y mala leche de los que lo imponen por agenda.

A mi juicio, y por mantener siempre una valoración literaria de lo que voy leyendo, por encima de estar muy de acuerdo con lo que se enuncia, encuentro el texto arrollador y, aun estando bien escrito en cuanto a léxico, en ocasiones echo en falta algún punto y aparte, que permita digerir al lector todo lo que allí expone el autor.

En la línea de otros ensayos leídos recientemente, una vez que ya se me ha acabado la paciencia, la correa de soportar imposiciones pseudobuenistas y la mano izquierda de callarme lo que son atrocidades y cacicadas que, en un principio las catalogaba como burradas lingüísticas, pero que son verdaderos atropellos a la libertad de expresión, y a la libertad del individuo en general, encuentro este texto tsobresaliente por lo doméstico y conciso. Me gusta el término que acuña de la “Alogocracia” como el sistema elegido por esta escuela, si puede usarse un nombre tan digno para eso, para designar a la forma de cancelar, imponer una neolengua y avasallar en nombre de las minorías supuesta y, con ellos, felizmente, marginadas. El discurso del miedo, el crear un problema que no existe para después hacerte creer que el estado lo soluciona, etc.

Quizá sea más erudito y sarcástico el ensayo del profesor Saad, “La mente parasitaria”, pero sin duda éste tiene un gran valor por lo directo y conciso.

En fin, espero que salga alguna novedad en ficción interesante este verano, aunque tengo cosas por ahí del año pasado pendientes de leer, porque me estoy dando demasiado al ensayo y eso conlleva que se me hinchen las narices en proporciones tóxicas, al tiempo que leo lo que vengo pensando desde hace un tiempo y no sabía cómo expresar.

,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: